miércoles, 7 de abril de 2010

The Magical Mystery Tour



"Don't believe everything you read. Especially The Mirror. "

La vuelta a las pistas del gigante Terry Gilliam y la despedida final del talentoso Heath Ledger marcan una ocasión singular para no perderse The Imaginarium of Doctor Parnassus , largometraje raro, lunático y pretensioso, la especialidad de la casa.
La película comenzó a filmarse en 2007, hasta que el 22 de enero de 2008 - lo que todos sabemos- Heath Ledger fallece a  causa de unos mariscos en mal estado. Cuando Gilliam se entera, inmediatamente dice: - Listo. Adiós película. Y así fue por unos meses. La clave para la realización, al parecer, era la presencia del australiano en el set. Sin embargo, el ex Monty Python había estado trabajando en el proyecto durante un tiempo y decidió que el film debía ser salvado. Se pensó inicialmente en una conversión digital de Ledger al estilo Benjamin Button, pero al fin y al cabo la respuesta estuvo en la contratación de Johnny Depp, Jude Law y Colin Farrell, amigos del difunto, la reescritura del guión y la reestructuración de algunas escenas.

El film completo nos presenta una historia fantasiosa instalada en una sucia y oscura Londres, donde una banda de artistas ofrece un espectáculo público llamado The Imaginarium of Doctor Parnassus, encabezado por el mismísimo, en el cual unos ayudantes instan a los espectadores a ingresar en un espejo mágico que conduce hacia lo desconocido: el Imaginarium, que promete una experiencia única e irrepetible en la vida.
Para variar, la fotografía es muy rica, combina lugares comunes y mugrientos, calles londinenses, estacionamientos y casas con valles claros, lagos y cielos azules, con la más variada iluminación posible en toda gama de colores. La labor de Christopher Plummer es de lo mejor en muchos años, con la perla de Tom Waits vestido de diablo.Ahora bien, la pregunta en cuestión es, cómo fue el reemplazo de Ledger, qué tal lo hicieron sus complementos y mejor aún, ¿cómo queda la historia?Bueno..

En un mundo tan fantástico como el que construye Gilliam, no era tan difícil un cambio de planes que disimulara la muerte de su protagonista. Aunque claro, para un maniático perfeccionista como el director, eso hubiera sido impensado. El truco estuvo en cambiar la apariencia de Tony (H.L.) cada vez que ingresaba en el Imaginario. Los falsos Tony hicieron bien su trabajo, en especial Depp que está sorprendentemente parecido con la misma estética y conectado casi perfecto a los gestos y demostraciones de Ledger. Bien por Law, el más subestimado a priori, al menos por mí. Y Farrell, aunque difícil de digerir, no desentonó.
Vale aclarar que sus intromisiones son breves, ya que el ex cowboy gay finalizó el 70% de sus escenas.
Hay una perla muy interesante: cuando Depp termina de rodar, pregunta al director si puede añadir un comentario improvisado a sus líneas, lo que deja pasmado a su interlocutor. Había sido la misma frase, exacta, que Heath Ledger había utilizado, una de tantas que improvisó a lo largo de la película. Gilliam contestó: - Claramente, Heath anda por ahí conectado con nosotros.

No se puede ahondar mucho en el argumento, ya que la experiencia vale la pena, una cosa es segura: no es material para todos, hay gente más susceptible que otra, sobre todo a la hora de la lisergia y los chanchullos.
Noble es el trabajo de Terry Gilliam, que no se da por vencido y nos regala (vende) otro fruto de su imaginación, que tan bien llevó a cabo el fiel encarnador de The Joker hasta donde pudo, y otros generosos actores terminaron por el bien del arte ( los tres donaron sus regalías a la hija del fallecido). Como espectador, bien da para tirar el sillón para atrás, fumar un poco de opio y dejarse llevar por el Imaginario, sin creer todo lo que sucede, especialmente en The Mirror. Ansiosos estamos por más del cineasta americano, de los más creativos y originales que andan dando vueltas, y será hasta otra vida con Ledger, que en esta, no pasó en vano por el interminable y vasto camino del séptimo arte.

THE IMAGINARIUM OF DOCTOR PARNASSUS. 2009

VALORACIÓN: 7

DIRECCIÓN: Terry Gilliam
GUIÓN: Terry Gilliam, Charles McKeown
PRODUCCIÓN: Terry Gilliam, Amy Gilliam, Samuel Hadida, William Vince
FOTOGRAFÍA: Nicola Pecorini
EDICIÓN: Mick Audsley
MÚSICA: Jeff Danna , Michael Danna

REPARTO: Christopher Plummer - Heath Ledger - Lily Cole - Andrew Garfield - Tom Waits - Johnny Depp - Jude Law - Colin Farrell - Verne Troyer - Peter Stormare

DURACIÓN: 123 M
PAÍS:  USA - CANADÁ - FRANCIA
LENGUAJE: INGLÉS - RUSO - FRANCÉS
ASPECTO: 1.85 :1
CALIFICACIÓN: AM 13
CRÍTICA: